Cuando vamos a asistir a una feria de exposiciones, el primer pensamiento que se nos viene a la cabeza es “voy a preparar un stand que sea el mejor que haya en todo el recinto”. Vamos a destinar una serie de recursos para poder asistir, presentarnos y conseguir una serie de objetivos, pero eso queremos que triunfe. No obstante, para triunfar hay un paso previo que es tan, o incluso más, importante que presentar un stand en sí: la estrategia de marketing. Sigue leyendo para saber cómo aplicar una estrategia de marketing al desarrollo de un stand.

Evidentemente, cada sector empresarial tiene una serie de características propias que hacen que su marketing esté orientado de una u otra forma. Al igual que durante el desarrollo de un stand. Cada sector debe destacar una serie de puntos fuertes y aplicar una serie de variables que no serían tan apropiados en otros. Así, por ejemplo, el sector inmobiliario podría estar más interesado en vender o alquilar sus inmuebles, mientras que el sector tecnológico se puede decantar más por dar a conocer nuevas tendencias del sector o nuevas técnicas de investigación, etc. Esto hace que una estrategia de marketing sea única y exclusiva para cada sector, empresa, marca y feria. No obstante sí hay una serie de pautas clave que todos, absolutamente todos los que quieran presentarse a una feria deberían cumplir.

Debe existir un briefing

En este briefing deben recogerse todas las cuestiones que van a rodear al evento antes, durante y después. Deben expresar de forma clara y concisa los objetivos y las metas, de forma que haya un total conocimiento de qué es lo que se quiere conseguir.

Otro punto clave es definir a la perfección el público objetivo. Evidentemente, los asistentes a la feria ya son potenciales públicos, están interesados en el sector , pero es necesario concretarlo más, de tal forma que podamos reducir el coste que vamos a dedicar a alguien que tenga menos probabilidades de ser un cliente. Y sí aprovechar más la inversión para convertir un cliente potencial en uno real.

El briefing también debe expresar claramente la estrategia que se va a seguir, tanto de forma general a modo de participación en la feria, como de forma concreta ante diferentes situaciones.

Materiales necesarios que se va a utilizar durante la realización de la feria, elementos externos que necesiten de un contacto con proveedores.

En definitiva, el briefing es un ejercicio de abstracción y concreción de la actuación en la feria.

Delimitar las funciones en la feria

Una vez que se han definido bien todos los aspectos clave en el briefing, a continuación se delimitan claramente todos los roles a cubrir dentro de la feria de exposiciones, tanto dentro como fuera del stand.

Hay que tener en cuenta todas las posibilidades que se pudieran dar y cómo se va a hacer frente a ellas. ¿Quién se van a quedar dentro en el primer turno, quién en los posteriores? ¿Quién va a salir a analizar a la competencia?

Es importante también definir las funciones dentro del stand: de los que permanezcan recibiendo a clientes potenciales, quién puede hacerse cargo de las posibles ventas, quién estará más enfocado a información, quién a solucionar problemas de los públicos, etc. Hay que tener en cuenta que no son excluyentes, ya que una misma persona puede desempeñar varias funciones si las circunstancias lo requieren.

Además, el equipo encargado de asistir y preparar el evento debe tener conocimiento pleno de todas las cuestiones que rodean al mismo, desde la preparación del briefing, al conocimiento de los roles y sus actuaciones. En definitiva, es importante que todo el equipo conozca a la perfección todos los detalles, hasta los más mínimos, que rodean a la feria de exposiciones.

Usar las últimas tendencias en cuanto a diseño

Evidentemente, cuando asistimos a una feria, queremos destacar, atraer, que nos busquen y que se acuerden de nosotros. Una buena forma de atraer a público, a parte de por el contenido, es por el continente. Esto es, el stand, es el primer impacto visual que van a recibir nuestros públicos, si se les consigue dirigir la mirada hacia nosotros, un gran paso se habrá conseguido.

No consiste en poner elementos sin control. Lo importante es hacer un estudio previo, un análisis y valorar las mejores opciones y la que más se adapta a lo que quieres conseguir.

Ya has visto cuatro de los puntos más importantes que se necesitan para realizar un stand. Todos son importantes, y ninguno más que otro. Y, aunque no existe una fórmula mágica que, con chasquear los dedos, consiga triunfar en una feria, con un buen análisis y estudio previo y concretando detalles importantes, el éxito estará cerca.

Si tienes una feria y necesitas ayuda con toda la preparación o con la estrategia de marketing, no dudes en contactarnos. En InfoStand somos expertos en stands para ferias, en todos los puntos, y estaremos encantados de ayudarte.


About the author - digitmedia

Stands, ¿cómo son los más utilizados? Cómo elegir una empresa de creación de stands